Categorías
Malestar Emocional Salud mental

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) presenta su inicio generalmente durante la infancia, y sus manifestaciones pueden perdurar hasta la adultéz. Estadísticas de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH) reportan que se encuentran afectados en España, entre un 2 y un 5% de la población infantil, considerando que más del 80% de estos niños continuarán presentando problemas en la adolescencia, y entre el 30-65%, en la edad adulta.

¿Cuál es el origen del TDAH?

El origen de este síndrome no es preciso, habiéndose descrito la predisposición genética y la influencia de factores medioambientales. De interés destaca en estudios imagenológicos, la diferencia detectada en los cerebros de los niños con TDAH, que parecen presentar algunas particularidades, específicamente en áreas involucradas con el control de los impulsos y las relacionadas con la focalización de la atención.

Se han descrito como factores predisponentes, el tener una historia familiar de TDAH, bajo peso al nacer y la exposición durante el embarazo a tabaco, alcohol y otras drogas. A un nivel contextual, potencialmente inciden en la sintomatología un entorno familiar disfuncional o en crisis.

Manifestaciones del TDAH

Entre las manifestaciones más frecuentes de un niño que pudiese presentar TDAH, destacan los comportamientos caracterizados por:

-Agresividad

-Falta de atención: incapacidad para concentrarse, por lo que presentan dificultad para participar en tareas o juegos, y en organizar y culminar deberes y obligaciones. Por lo que estos niños, evitan las tareas que requieran focalizar la atención durante determinados periodos de tiempo. Otra particularidad es que parecieran no escuchar cuando se le habla directamente. Con frecuencia pierden juguetes, tareas y material escolar.

-Hiperactividad: se verifica en su inquietud o movilidad excesiva, manteniendo movimientos constantes de las manos y/o los pies.
Abandona su asiento cuando debería estar sentado.
Corre y trepa excesivamente en situaciones inapropiadas.
Tiene dificultad para jugar o trabajar en forma silenciosa.
Habla excesivamente. Este comportamiento, suele disminuir progresivamente hasta desaparecer por completo en la adolescencia.

-Impulsividad: no es capaz de controlar su comportamiento, como emitir respuestas antes de que termine de escuchar la pregunta. Tiene dificultades para esperar su turno. Se entromete o interrumpe a los demás, ya sea en conversaciones o juegos.

Este funcionamiento puede llevar a que el niño sea víctima de acoso escolar (Bullying) o experimente dificultad de relacionarse con otros niños, recibiendo con frecuencia castigos por su comportamiento.

Diagnóstico TDAH

Para efectuar a un menor un diagnóstico de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), su comportamiento debe diferenciarse marcadamente, del rango normal para la edad y desarrollo, de otros niños.

Si se sospecha que un niño presenta este trastorno, éste debe ser evaluado por profesionales de la salud, desde un marco multidisciplinar: neurobiológico, psicológico, educativo, social y familiar.

Es de interés considerar que con cierta frecuencia los niños que son diagnosticados con TDAH, fundamentalmente pueden presentar otra alteración de su salud mental o del desarrollo, como un trastorno del estado de ánimo o de ansiedad, que por su etapa evolutiva infantil, se manifiesta conductualmente, APARENTANDO la sintomatología de un TDAH.

Hasta el momento, no existe ninguna prueba específica para el diagnóstico de TDAH. El médico especialista evaluará al niño y considerará los informes escolares de su comportamiento. También es valiosa la información correspondiente proporcionada por trabajadores sociales, profesores, psicólogos y otras personas que conviven con el niño.

Puede resultar de utilidad, la Escala de Evaluación del Déficit de Atención e Hiperactividad (EDAH), que recoge información sobre la conducta habitual del niño. Para ello ofrece un método estructurado de observación por parte del profesor, compuesto por 20 ítems de fácil comprensión y que requieren una inversión mínima de tiempo. El evaluador obtiene puntuaciones en 4 escalas: Hiperactividad, Déficit de Atención, Hiperactividad con Déficit de Atención y Trastorno de Conducta.

Tratamiento del TDAH

Posterior a un DIAGNÓSTICO DE CERTEZA, el tratamiento combinado o multidisciplinar, es el que proporciona mejores resultados. Requiere la coordinación entre médicos especialistas, la familia del paciente, los docentes y psicólogos en todos los niveles de la terapia, interviniendo simultáneamente tratamientos de tipo farmacológico, psicológico y psicopedagógico.

Si es necesario, se deben combinar con la psicoterapia, fármacos psicoestimulantes, aunque éstos presentan efectos secundarios variados. Los fármacos principalmente utilizados son el Metilfedinato, que es un estimulante derivado de las anfetaminas, que proporciona resultados eficaces en el tratamiento del TDAH, en aproximadamente el 60-75% de los niños. Actúa aumentando la dopamina en áreas cerebrales asociadas con la atención. La Atomoxetina es un nuevo fármaco no anfetamínico que se ha demostrado eficaz en el tratamiento de niños, adolescentes y adultos con TDAH. Actúa aumentando la noradrenalina, un neurotransmisor cerebral que regula los niveles de la atención, impulsividad y actividad.

La psicoterapia tanto para el niño como familiar, de enfoque sistémico y/o conductual es muy importante. Esta intervención les enseña tanto a los niños, como a los padres funcionamientos saludables y de cómo manejar comportamientos perjudiciales.

Para los casos leves de THDA, la terapia conductual del menor, sin el uso de la medicación puede ser eficaz. Una dieta sana es básica. En algunos niños, los síntomas de TDAH pueden mejorar, eliminando la ingesta de alimentos con conservantes alimentarios. En el colegio, un aula bien estructurada y ordenada, y las clases en un grupo pequeño benefician su concentración.

Los Grupos de Apoyo pueden ayudar al paciente y a la familia a conectarse con otros que tengan problemas similares.

Considerando que el THDA es una afección crónica, es de importancia su detección apropiada y un tratamiento personalizado, ya que como se ha comentado, a largo plazo puede conllevar adicción al alcohol y otras sustancias, fracaso escolar, inestabilidad laboral y a problemas legales.

Bibliografía

-American Academy of Pediatrics, Subcommittee on Attention-Deficity/Hyperactivity Disorder, Steering Committee on Quality Improvement and Management. ADHD: Clinical practice guideline for the diagnosis, evaluation, and treatment of attention-deficit/hyperactivity disorder in children and adolescents. Pediatrics. 2011;128:1007-1022.

-American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 5th ed. Arlington, V: American Psychiatric Publishing. 2013.

-Young S, Fitzgerald M & Postma M.J. TDAH: hacer visible lo invisible. Libro Blanco sobre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): propuestas políticas para abordar el impacto social, el coste y los resultados a largo plazo en apoyo a los afectados. Bruselas, 23 de abril de 2013.

-Usos y abusos de los psicofármacos para tratar el TDAH – Entrevista a la psiquiatra Eglée Iciarte. Recuperado: 02 de Marzo de 2015. Disponible en: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=1396

-UN INFORME CUESTIONA EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO PARA EL TDAH. Recuperado: 04 de Marzo de 2015.                                   Disponible en: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=3957

-Falsos positivos en el diagnóstico de TDAH, según un estudio de la Universidad de Sevilla. Recuperado: 25 de Febrero de 2015.
Disponible es: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=4125

-Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad http://www.feaadah.org/es/quienes-somos/
-Federación Mundial de TDAH (World Federation of ADHD). http://www.adhd-federation.org/
-Asociación Europea de TDAH. http://www.adhdeurope.eu/

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *