Categorías
¿Cómo alivio mi malestar emocional? Malestar Emocional Salud mental Sin categoría

Hablemos de la Hipocondria

¿QUÉ ES LA HIPOCONDRÍA?

Este trastorno se da con frecuencia en personas muy sugestionables que temen estar enfermas sin pruebas objetivas. Experimentan ansiedad intensa ante alteraciones generalmente leves, al estar convencidas de que sufren una enfermedad grave. 

Para calmar su ansiedad, ante su convicción de padecer una enfermedad grave, los sujetos con este trastorno buscan ayuda médica como una opción, de que a través del diagnóstico acreditado, pueda confirmar su fatal expectativa. Ante los resultados de pruebas que niegan la gravedad de su estado de salud, no quedan satisfechos con las explicaciones, o lo hacen soloparcialmente y solicitan nuevas pruebas, y contacten a otros profesionales que les confirmen sustemores, o busque por internet información, generalmente no fiable, que les ratifique sus sospechas. Sin embargo existe una minoría de personas que evita acudir al médico por el miedo a ser diagnosticadas.

                               ¿CUÁL ES EL ORIGEN?

El Trastorno de Ansiedad por Enfermedad o Hipocondria, es conocido desde la antigüedad, habiendo sido ya referido en tiempos de la Grecia clásica. La explicación de su etiología ha evolucionado históricamente. Diferentes Escuelas psicológicas han enunciado diversas causas.

La corriente psicodinámica, describe a la Hipocondría como una expresión de conflictos internos con origen en la desconfianza hacia el propio cuerpo, cuyo origen se remonta a la infancia, como un retorno de la hostilidad hacia los demás, dirigida hacia sí mismo. También se asocia con una estructura de personalidad dependiente o como defensa psíquica ante la culpa o baja autoestima.

La perspectiva psicosocial interpreta la Hipocondría como un patrón de comportamiento aprendido y condicionado por las ganancias secundarias vinculadas a la enfermedad. La persona hipocondríaca suele mantener un funcionamiento inseguro, por lo que inconscientemente emplea la temida enfermedad para llamar la atención.

Es probable que en épocas recientes la propia persona o alguien de su entorno, haya experimentado una enfermedad larga y dolorosa, que pueda haber finalizado con su fallecimiento. Warwick y Salkovskis, consideran que sujetos predispuestos que hayan vivido esta experiencia, se activen con acontecimientos que impliquen enfermedad, que interpretan como amenazantes, y que actúan como desencadenantes de pensamientos negativos automáticos, que originan ansiedad, por lo que estos antecedentes pueden condicionar que algún leve síntoma experimentado, se asocie con un pronóstico negativo.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

En el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), queda identificado como Trastorno de Ansiedad por Enfermedad, caracterizado por temor, preocupación y ansiedad ante la percepción de estar presentando una enfermedad médica grave, o  por la posibilidad de que ésta evolucione a peor. Para efectuar un diagnóstico de Trastorno Hipocondríaco, los síntomas deben perduran por lo menos 6 meses, aunque en ocasiones la enfermedad motivo de preocupación puede variar. Este trastorno puede ocasionar dificultades de adaptación, tanto a nivel personal como laboral, o académico. Estas personas, basan sus creencias en la percepción de manifestaciones leves, que interpretan como signos innegables de un grave trastorno. En algunos casos la persistencia de la ansiedad puede llegar a inducir un trastorno psicosomático.

¿CUÁL ES TRATAMIENTO DE LA HIPOCONDRÍA?

Para el tratamiento de la Hipocondría, en primer lugar es necesario descartar la existencia de una patología real. 

La intervención inicial se dirige a disminuir los niveles de ansiedad. Posteriormente se deben abordar otros factores emocionales subyacentes que pueden constituir la etiología del cuadro clínico. Con este fin en el tratamiento se emplea la intervención psicoterapéutica con diferentes técnicas. Una de las principales es la Terapia cognitivo-conductual, dirigida a que la persona pueda revelar sus creencias particulares, respecto a su salud y cómo estas creencias perturban su vida, relacionando sus niveles de ansiedad con esta categoría de manifestación.

También se abordan las diferentes acciones ejecutadas por la persona, para comprobar su estado de salud y se prescriben acciones contrarias a las usuales, previo compromiso con el paciente de no realizar las actividades comprobatorias. Resulta de utilidad realizar un registro de las situaciones en las que experimente ansiedad, reportando datos que confirmen o rechacen sus sospechas, para poder refutarlas. 

Otra intervención que resulta eficaz, es imaginarse un estado en el que se encuentre gravemente enfermo de la patología temida. También se Incluyen prácticas dirigidas a variar el foco de atención más allá de la enfermedad temida.

La reestructuración cognitiva es de utilidad para combatir las creencias disfuncionales. Es importante incorporar elementos para la prevención de recaídas.

Otra opción es la intervención sistémica, que involucra al entorno familiar, y efectuar psicoeducación.

En cuanto al tratamiento con psicofármacos, son de probada eficacia los ansiolíticos y antidepresivos.

EN ECOTERAPIAS TE AYUDADREMOS A SUPERAR ESTE MALESTAR EMOCIONAL

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *